Noticias:

La ardua tarea de contentar a todos

En cada antesala que tenemos la dicha de encontrarnos con otros colegas, de distintos medios y ante el inicio de un partido, hablamos del trabajo, de lo que les tocó cubrir, hacia dónde fueron y hacia dónde van, para intercambiar información, algunas fotos y disminuir el trabajo colaborando unos con otros.

En esas charlas compartimos risas, y en una de las situaciones que más se repite: nos catalogan como hinchas de clubes. Sucede que a veces, algunos personajes, nos tildan que somos de un club por ir a cubrirlo. Pero a la semana siguiente, cuando sucede al revés, los de ese club te tildan que sos hincha del otro. Y así pasa casi todos los fines de semana.

De la situación nos reímos, porque es algo que ya lo tenemos grabado a flor de piel. Cuando asumimos el rol de periodista pareciera que nos advierten de antemano de esta situación. Y que casi no nos afecta. A veces sí. Y esta es una de las ocasiones, por la que estoy escribiendo la presente columna.

Me tildaron de hincha de un club, por usar un vocablo más en una nota. Una cosa de locos. Un vocablo frente a una nota, decenas de fotos, una cobertura y con la presencia de pocos medios. ¿Llegará a los otros medios la misma queja? No creo.

Y esto pasa porque nos acostumbramos a recibir este tipo de comentarios y no decimos nada en nuestra defensa. ¿Hincha de uno, hincha de otro? Nosotros somos periodistas, no vamos a gritar los goles detrás del alambrado, vamos a gastar nuestro tiempo en ir, sacar fotos y tratar de hacer la mejor nota posible cuando tenemos un resto de tiempo. Y todo eso, ¿a cambio de qué?

Muchos piensan que los periodistas son personas adineradas, que cobran pautas millonarias de vaya a saber quién. Permítanme decirles, si existe alguien que de esas pautas, nos avisan así vamos. El periodista es una persona que rara vez alcanza a pasar el salario mínimo, vital y móvil como indica nuestra constitución. Por lo general hacemos esto por pasión, porque nos gusta.

Algunos colegas trabajan para cadenas de medios grandes, en las que pueden sobrellevar un sueldo más o menos digno. El resto se la rebusca, buscando publicidades, yendo y viniendo y, por supuesto, enganchando otros trabajos porque es imposible llevar a cabo la actividad por sí sola. Y así y todo, cuando llegamos ese fin de semana, tras una semana de trabajo y tal vez algunos de estudio, cuando nos disponemos a cubrir un partido nos encontramos con estos comentarios.

Sin dudas que si no fuera por las ganas y la pasión que le tenemos a esta profesión, no seguiríamos retratando cada fin de semana del deporte sanrafaelino.

RH Positivo cuando comenzó con su proyecto, de diario online, luego de radio y un poco de video, no había muchas noticias de los ambientes del rugby y del hockey. Se les dio un lugar privilegiado, los deportistas empezaron a contar con fotografías semana a semana, información y noticias. Y sin dar nada a cambio. Algunos son agradecidos y sabemos quiénes son. Otros, lamentablemente, nos golpean duro.  Nos acusan de “robar jugadoras” (?), de ser parciales y de vaya a saber qué otras cosas.

No bajaremos los brazos, seguiremos como hemos hecho hasta el momento: trataremos de cubrir lo que más podamos del hockey y el rugby local. Y si alguna vez estamos en falta, les pedimos perdón. Tenemos nuestros errores y nuestros aciertos, pero siempre tratando de mejorar.

 

Sin ánimos de ofender a nadie,

un periodista imparcial.

@EmiGRodriguez
Un loco que estudia psicología. 24 años. Director de RH+ Positivo.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*