Noticias:

Los Pumas no pudieron frente a Irlanda

Los Pumas dieron todo lo que tenían pero aun así estuvieron lejos de Irlanda, que se impuso 28-19 en Dublín

La derrota 28-19 ante Irlanda en el cierre de la temporada refleja la realidad del presente de los Pumas: están muy lejos de las potencias. El seleccionado argentino cumplió con la mayoría de las promesas que demanda un partido de tamaña magnitud y aun así estuvo muy lejos.

Irlanda es el cuarto mejor equipo del ranking, el único que después del Mundial de 2015 venció a Nueva Zelanda e Inglaterra. El local, frente a 50.000 espectadores que abarrotaron el Aviva Stadium de Dublín, hizo valer esa jerarquía, golpeó en momentos clave (al inicio de cada tiempo y después de cada conquista argentina) y, pese a que los Pumas dominaron buena parte del partido, fueron clínicos para capitalizar sus oportunidades y sólidos en defensa.

Así, los Pumas cerraron el 2017 con 14 derrotas, todas ante equipos ubicados entre los cinco mejores del mundo (Nueva Zelanda, Inglaterra, Australia, Irlanda y Sudáfrica), y dos victorias, ante rivales inferiores como Georgia y Japón. Los números reflejan dónde están parados los argentinos hoy. El juego deja en claro que hay mucho margen para mejorar.

Otra vez, como una semana atrás ante Italia, resultó clave el ingreso de los suplentes para cambiarle la cara a un equipo argentino que hasta los 15 minutos del segundo tiempo parecía chocar contra una pared cada vez que atacaba. Esta vez, quien más se destacó fue el medio-scrum Gonzalo Bertranou, que le dio una dinámica decididamente más veloz a los Pumas, que así y todo nunca se pudieron acercar en el marcador para revertir el 0-20 que había establecido el local al inicio del segundo tiempo.

Los Pumas arrancaron muy mal los comienzos de cada tiempo. En el primero, durante 20 minutos se dedicaron a defender y sufrieron dos penales en contra y un try en una jugada de primera fase tras un scrum en mitad de cancha, en la que Jacob Stockdale encontró un agujero en el centro de la defensa producto de que Santiago González Iglesias se cerró innecesariamente. En el segundo, en la primera jugada otra vez el gigante wing irlandés partió al medio la defensa argentina para encaminarse solo al segundo try.

La reacción de los Pumas llegó gracias a un gran try de Joaquín Tuculet, a los 15 del segundo tiempo. Cuando cada avance argentino parecía rebotar contra una durísima defensa irlandesa, Nicolás Sánchez la partió con un rastrón-asistencia para el fullback, un recurso que los argentinos utilizan poco y es clave en el rugby actual para quebrar defensas herméticas. El mismo que empleó Bertranou para habilitar a Moyano en la última conquista, ya con el tiempo cumplido.

Pero la ilusión duró poco, ya que Irlanda respondió con una conquista propia por la vía del line-out y el maul, una formación que los Pumas parecen haber olvidado. A los 22, los irlandeses se adelantaban 25-7 para sentenciar el partido. Los mismo ocurrió tras el try de Leguizamón (tras buen salteo de Tuculet), a falta de 10 minutos: Sexton estiró nuevamente la ventaja con un penal.

Los Pumas se despidieron con la frente en alto, dejando todo lo que tenían ante un rival superior. Con Japón 2019 como gran objetivo, es mucho lo que hay que trabajar para darle alcance a estos equipos, a los que en los últimos dos años no se pudo superar.

Fuente: La Nación

@EmiGRodriguez
Un loco que estudia psicología. 24 años. Director de RH+ Positivo.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*